Jirafas:
animales que 
sobresalen en 
la multitud

por Lynn Hofland


Las jirafas verdaderamente sobresalen en la multitud. En el zoológico o en su habitat natural de Africa Central, ellas se elevan por encima de otras bestias, y son los segundos animales más grandes que viven hoy en la tierra (los elefantes africanos son los más grandes). El largo del cuello de la jirafa ha intrigado a los observadores a través de los años. '¿Cómo consiguió la jirafa su cuello largo?', algunos preguntan.

Al observar la medida de 3-metros (10 pies) a partir del hombro de la jirafa, su cuello se extiende 2.5 metros (8 pies) hasta su límite, y luego con su codiciosa y larga lengua se aumenta casi otro pie para esa aparentemente inalcanzable alta rama de un árbol de acacia, algunos deben creer que el proceso de estiramiento estimuló el proceso de crecimiento del cuello de la jirafa. Pero realmente, ¿es capaz la jirafa de aumentar algo más a su estatura?

    Si un rasgo cambiara, ¿no afectaría ésto al todo? Reflexionemos sobre la jirafa.

La jirafa es un mamífero, por lo tanto la mayor parte de su anatomía es similar a la de los otros mamíferos. Como la mayoría de los mamíferos la jirafa tiene siete huesos en el cuello. ¿Qué pasaría si no tuviese los siete huesos entre los hombros y la base de su cráneo? El cuello corto del hombre sostiene una perfecta y balanceada cabeza en la postura vertical con muy poco esfuerzo. La inmensa cabeza de la jirafa debe ser aguantada en alto en todo momento. Cuando está parada, casi la mitad de sus aproximadamente 225-kilos (500 libras) en el cuello hacen que los musculos estén en tensión. La cantidad de músculo requerida está directamente relacionada con el número de articulaciones que deben ser soportadas. Reduciendo las articulaciones a solamente dos, en el cráneo y tórax, se reduciría considerablemente el peso y requeriría menos energía para sobrevivir. Si la escasez de alimento estimula el cuello a cambiar, ¿no sería también cambiable el número de huesos y articulaciones del cuello por tál proceso evolucionario? Por supuesto el problema con este plan es que tendría una perdida de flexibilidad, y aumentaría gravemente su fragilidad en caso la jirafa recibiera un golpe en la cabeza o el cuello.

Respecto a lo mismo, teniendo un cuello mega-articulado, este requiriría exactamente lo opuesto, usaría más energía y mayor cantidad de masa muscular para ser sostenido. Esto provocaría que el centro de gravedad de la jirafa se traslade hacia adelante de las piernas delanteras cuando la cabeza está extendida en línea recta hacia adelante, provocando que las piernas posteriores se suelten de la tierra - asumiendo que las piernas delanteras fuesen lo suficiente fuertes. Siete huesos en el cuello es un excelente diseño.

Con la cabeza estando tan alta en el aire, el inmenso corazón de la jirafa debe ser capaz de llevar suficiente oxígeno y abundante sangre hacia arriba del cerebro a la altura de tres metros (10 pies). Esto sería un problema (comprometiendo demasiado la presión arterial) cuando la jirafa estando cabeza-abajo bebiendo, como si no fuese un sólo conjunto de paredes arteriales reforzadas, by-pass y válvulas anti-empozamiento, una red de pequeños canales sanguíneos (the rete mirabile, o 'maravillosa red')' y señales de sensible presión que mantienen un flujo adecuado de sangre al cerebro justo a la debida presión. Aún para aquellos que consideran que esto es una 'adaptación a altas presiones gravitacionales en su sistema cardiovascular', la jirafa es única.'
 
 

EQUIPO-de-GRAVEDAD
El corazón de la jirafa es probablemente el más fuerte entre todos los animales, porque se requiere cerca del doble de presión normal para bombear la sangre hacia arriba del largo cuello de la jirafa, hasta el cerebro. Con tan alta presión arterial, solo las características de su especial diseño la previenen de una 'congestión cerebral' cuando se agacha para beber.

Igualmente maravilloso es el hecho que la sangre no se empoza en las piernas, y una jirafa no sangra profusamente si se hace un corte en una pierna. El secreto está en que tiene una piel extremadamente flexible y una interna aponeurosis que previene el empozamiento de la sangre. Esta combinación de piel ha sido estudiada extensivamente por los científicos de la NASA en su desarrollo de equipo de gravedad para los astronautas. Igualmente es de mucha ayuda para prevenir los sangrados profusos el que todas las arterias y venas en las piernas de la jirafa sean muy profundas.

Los capilares que alcanzan la superficie son extremadamente pequeños, y las células rojas de la sangre tienen cerca de un-tercio de medida de la de sus contrapartes humanos, haciendo posible el pasaje capilar. Pronto se vuelve obvio el que estas facetas únicas de la jirafa sean todas interactivas e interdependientes con su largo cuello.

Pero hay más. Las células rojas más pequeñas permiten que en una mayor área de superficie haya más alta y más rápida absorción de oxígeno dentro de la sangre. Esto ayuda a retener adecuado oxígeno en todas las extremidades, incluyendo la cabeza.

Los pulmones trabajan en conjunto con el corazón para proveer necesario oxígeno a la jirafa, pero de un modo que es único en la jirafa. Los pulmones de la jirafa son ocho veces más grande que el tamaño de los del hombre, y su velocidad respiratoria es cerca de un-tercio de la de los humanos. La respiración más lenta es necesaria con el fin de cambiar el requerido gran volúmen de aire sin causar irritación en la ondulada tráquea de la jirafa de 3.6 metros (12 pies). Cuando el animal toma aire fresco, la anterior toma de aire de agotado-oxígeno no puede estar totalmente expulsada. Para la jirafa este problema se arregla gracias a la larga tráquea que va a retener más aire inerte que lo que un hombre puede inhalar en una respiración. Debe haber suficiente volúmen de pulmón para hacer que éste 'aire malo' sea un pequeño porcentaje del total. Este es un problema físico que la jirafa ha resuelto.

NACIMIENTO DE UNA JIRAFA

Para aumentar nuestra admiración, el nacimiento de una jirafa recién nacida sella el caso de un inteligente diseño. La nueva bébé jirafa llega al mundo de 1.5 metros (5 pies) o más de alto, como la madre incapaz de agacharse confortablemente en la tierra, y yaciendo durante el nacimiento sería una invitación segura al león u otro predator para el ataque. Como en todos los mamíferos, la cabeza es desproporcionadamente grande comparada con el resto del cuerpo a la hora de nacer, y se vuelve un desafío para pasar por el canal del nacimiento.

La bébé jirafa tiene el desafío aumentado al tener un cuello muy fragil y largo ligándose al resto de su recién nacido cuerpo de 70 kilos(150-libras) . Si la cabeza saliera primero, el cuello se rompería con seguridad cuando el resto del cuerpo cae encima de éste. Si la cabeza saliera al final, el cuello se rompería con seguridad ya que el peso del cuerpo daría un tirón a la cabeza hacia afuera de la madre. Tal impase aparente es resuelto por las caderas (posteriores) siendo mucho más pequeñas que los hombros (delanteros), y el cuello tiene justo el largo necesario para permitir la salida de la cabeza pasando a través del canal de nacimiento descansando en sus caderas. Sus patas posteriores salen primero para romper la desembocadura con el apoyo del animal, La cabeza está sostenida y amortiguada por las caderas, y el cuello es flexible, permitiéndole una doblada adecuada cerca de los hombros.

Esta es una perfecta salida, que sería imposible si hubiese alguna otra combinación o con algún otro largo nuevo de cuello. En pocos minutos el recién nacido esta graciosamente parado entre las piernas de la madre. Desde el nacimiento hasta la edad adulta en sólo cuatro años de edad, el cuello crece siendo desde un-sexto hasta un-tercio de la altura total de la jirafa. Tal crecimiento es requerido por el animal hasta superar la altura de sus piernas y doblarse para beber. El primer año de alimentación del recién nacido es casi exclusivamente la rica leche de la madre, la cual puede ser alcanzada facilmente.

Ecológicamente, la jirafa se adapta perfectamente a su ambiente. Se necesita un podador de árbol para mantener la forma de crecimiento-rápido de los árboles y de la demasiada sombra sobre la tierra que mata la tan necesitada hierba que proporciona el alimento a los otros animales de la sabana. Tambien se necesita un sentinela que pueda ver por encima de la alta hierba y observe los movimientos de los felinos predatores. La jirafa no solamente es lo suficiente alta para esto, pero tiene una exelente vista y una disposición singular. Después de amenazar a otros animales con varios latigazos de cola, la jirafa da intrépidas zancadas sin hacer daño. La enorme altura de su cuerpo, cubierta de capas de piel dura, las coces mortales de pesuña trasera, y la larga, rápida zancada hacen de la jirafa adulto una presa indeseable para cualquier carnívoro.'

Sugerir que todo esto podría haberse desarrollado en una clase de animal, faltándole cualquier parentesco cercano concebible, y volviéndose tan evolucionado exclusivamente debido a la supuesta falta de alimento al nivel de la tierra, es prepóstero. ¿No podrían aquellos que se alimentan al nivel del suelo, siendo vulnerables a los felinos, y siendo bombardeados por la misma radiación cósmica, haber logrado una estatura más parecida-a-la-de-la-jirafa?.

De modo interesante, si hay otros que se alimentan de los árboles. La gacela gerenuk de Africa tiene el cuello más largo en la familia de las gacelas, tiene un lengua larga, y come hojas de los árboles cuando se para con sus patas posteriores. La cabra markhor de Afganistán trepando los árboles llega hasta los 25 pies de altura para comer las hojas de los árboles. Otros mamíferos también desean las hojas de los árboles pero ninguno de ellos se convertirá jamás en jirafa, y la jirafa ciertamente no vino de ningún otro animal que sea 'menos-que-la-jirafa'.

'Nosotros no sabemos si las condiciones fueron las mismas en el pasado, pero la "necesidad de sobrevivir alcanzando el siempre más alto alimento", es como muchas explicaciones Darwinianas de esta clase, un poco más que una especulación posterior hecha a propósito."' El registro de fósiles lo confirma, y el único y maravilloso diseño visto en este animal lo verifica. El elogio, gloria y honor va al Creador de la jirafa.
 

REFERENCIAS

1. Percival Davis and Dean H. Kenyon, Of Pandas and People, Haughton Publishing Company, Dallas (Texas), 1989, p. 71.

2. Alan R. Hargens, Developmental Adaptations to Gravity/Cardiovascular Adaptations to Gravity in the Giraffe, Life Sciences Division, NASA Ames Research Center (California), 1994, p. 12.

3. Helen Roney Sattler, Giraffes, the Sentinels of the Savannas, Lothrop, Lee and Shepard Books, New York, 1979, p. 22.

4. Francis Hitching, The Neck of the Giraffe, Where Darwin Went Wrong, Ticknor and Fields, New York, 1982, p. 179.


LYNN HOFLAND, B.S.E.E., es un Environmental Test Engineer en la NASA Ames Research Center, Mountain View, California. El y su esposa en el hogar-colegio con sus tres hijos, y su "Stiffneck Ministries" empezaron hace cinco años a proveer una biblioteca de material creacionista a otros escolares de hogar.
 

"Jirafas: animales que sobresalen en la multitud"
<http://www.creationism.org/spanish/giraffes_es.htm>

Principal:  Spanish
www.creationism.org